dijous, 10 de desembre de 2009

A Voltes amb la Pilcher (Rosamunde)

En Aquest bloc apareixia el proppassat mes de març de 2009, sobre la escritora escocesa Rosamunde Pilcher, un escrit comentant l’estil literari d’aquesta dona, especialista en novel•les on no passa quasi res d’extraordinari, doncs solament descriu personatges que “viuen”, però on posa especial èmfasi en la descripció de paisatges, vestuari, alimentació, arquitectura i sensacions...
Habitual de la biblioteca, en tornar un llibre de préstec, torno a descobrir un petit llibre de relats d’aquesta escriptora, el titulà “Flores bajo la lluvia, y otros relatos”, el vaig agafar i el vaig llegir. Es una relació de petites històries intranscendents, que en el fons no passa res d’extraordinari, però que seguint el seu estil, es recrea en les situacions que esmento, i que per suposat estan ambientades en la zona septentrional preferida de la autora, la seva Escòcia natal.
He agafat un recull d’aquestes expressions tretes del context de cada un dels relats, per tant no tenen cap relació entre d’ells, si ve faig una indicació de cada un dels relats, posant de color la primera lletra de cadascun d’ells.
El llibre està escrit en castellà, per tant es manté el lèxic original:

De abajo le llegó el olor a bacon frito y afuera en el jardín, empezó a ladrar Loden, el perro de aguas de la familia.

Mientras cenaban chuletas con puré de patatas y brécol, William…

…y había dejado que los niños recogiesen manzanas y ciruelas de su huerto de frutales.

En el horno tienes un pastel de carne y patatas para almorzar.

-También tengo pastel de fruta. Mi madre prepara un delicioso pastel de fruta.

Su madre sostenía en los brazos un enorme ramo de narcisos, envuelto en papel de seda de color azul claro.

Salió de la autopista y se encaminó hacia el campo, a través de páramos con cuestas empinadas, pequeños caseríos de piedra y escarpadas avenidas de hayas.

Seguía habiendo perros por todas partes, humeantes fuegos de leña, fotos ajadas y encajadas en los marcos de los espejos. [La descripció es d’un castell]

El suelo era de piedra y la inmensa chimenea estaba franqueada por una armadura cubierta de polvo y coronada por un círculo de espadas antiguas.

A pesar de que los fuegos ardían en las chimeneas de los salones, en los pasillos y en los dormitorios…

Estaba preparando un exquisito arreglo floral en un jarrón chino de precio incalculable.

¿Quieres una taza de té?

El pavo asado estaba a punto de salir del horno, las claras de huevo alcanzaban el punto de nieve en la batidora eléctrica y el consomé bullía en la olla enorme.

…y cuando bajó encontró un plato de bacón con huevos que mantuvieron caliente en el horno.

Caxford estaba en el borde del páramo que permitía una lejana panorámica del mar del Norte, y contaba con una bella y pequeña iglesia rodeada de árboles…

En la sala no sólo había una pequeña y encantadora chimenea victoriana, sino una galería…

La campana que colgaba de la puerta tintineó, y me recibió el conocido olor a parafina mezclado con los de naranjas, clavos y el aroma dulce de las golosinas.

Rory se puso el kilt y una vieja camisa color caqui que había sido de su padre, me enseñó los pasos de [baile] y me hizo girar hasta que quedé sin aliento.

Al otro lado se extendía el césped grueso, las azaleas, los híbridos de rododendro y por último el jardín que ascendía en pendiente hasta el patio de grava frente a la casona.

En la sala se estaba mejor. Rory avivó el fuego y las llamas chisporroteaban. Me quité en anora empapado y calenté mis manos hinchadas y enrojecidas. Rory me dejó junto al fuego y se fue a la cocina a calentar agua para preparar el té.
…regresó con una bandeja con las tazas de té, la tetera y una punta de pan de jengibre.

Me volví y me alejé andando, atravesé la hierba y me interné por el túnel brumoso de la arboleda, donde las azaleas crecían y los narcisos alzaban sus cabezas al viento, a la espera del primer rayo de sol, de los primeros calores.

La cosechadora se desplazaba por el borde más alejado del cebadal.

Vestida y desayunada la señora Lowye salió al jardín, cortó unas pocas rosas secas, arrancó un par de hierbajos y colocó un tutor para enderezar una mata de margaritas tardías.

¡Que pena! Pensé que iba a ofrecerme una taza de . Se me olvidó llenar el termo y tengo la boca seca.

Sin consultarlo sacó la sartén y fue a la nevera a buscar bacón, huevos y salchichas.

La señora Lowye puso el bacón los huevos y las salchichas en un plato y, junto con una humeante taza de té, lo dejó sobre la mesa.

¿Estás preparando el ? Te acompañaré. Caray, tienes un aspecto estupendo.
Parece que esta vez la señorita Pickering se ha lucido. ¿Tienes pastel de fruta?
Christabel abrió los botes donde su abuela guardaba los pasteles, encontró una galleta de chocolate y empezó a mordisquearla.

Buscó el bote de pastel de fruta, puso el pastel en el plato y lo dejóm delante de Christabel. Sirvió a su nieta…

Te diré una cosa –añadió Christabel- cortó un trozo de pastel de fruta y comenzó a comérselo…

…las ramas de las viejas hayas se cogían del bracete como los arbotantes de una gran catedral. Ante ella las ventanas resplandecían en el crepúsculo y la atmósfera estaba cargada con el aroma a hojas secas y a musgo

Eran las cuatro cuando el repiqueteo de los guijarros en el cristal le pareció lluvia.

Hacía mucho frío. En el aire había algo de escarcha y las hojas de los árboles ya habían adquirido su dorado otoñal.

Llevaba un abrigo de tweed con un broche de Cairngorn en la chaqueta y un sombrero de fieltro verde peludo.

Se habían internado en las colinas y serpenteaban por una región desolada con excepción de algunas fincas aisladas, rebaños de ovejas y ríos que fluían a través de valles anchos y verdes.

El tren traqueteó sobre el puente y salvaron el primer estuario que se extendía desde las lejanas colinas occidentales hasta el mar.
Claudia vio las pequeñas embarcaciones y primorosas casas que miraban hacía el agua y cuyos jardines descendían hasta la orilla…

La compañera de Claudia abrió la bolsa de la merienda, sirvió en un vaso de plástico y comió tranquilamente un bocadillo de jamón dulce.

Fabricamos tweeds, pero mucho más finos que los que solía fabricar mi padre. Losa tejidos son más cerrados y ligeros.

…y en las largas y calidas noches septentrionales habían realizado muchas salidas a pescar, paseos a la orilla del río…

…habían celebrado la fiesta de las zarzamoras. Se trataba de la tradicional expedición de recogida de esta fruta oscura para la provisión anual de mermeladas y jaleas.

Claudia estaba sedienta. Se arrodilló, ahuecó las manos para coger agua del arroyo y bebió. Sabia a turba …

El café desprendía un humo oloroso y reconfortante.
Rodeó las manos con la taza de café maravillosamente caliente, y decidió concentrarse en ese instante de alivio total.

Chispazos de luz dorada iluminaban los árboles y las sombras de las nubes de tormenta se deslizaban sobre las laderas de las colinas y se perseguían hasta la lejana línea azul del mar.

Entro en la cocina y percibió el olor del cordero asado y el aroma penetrante de la salsa de menta.

Se sentó en la orilla y escuchó el silencio, que no era tal sino el susurro y el murmullo de sonidos casi imperceptibles: el zumbido de una abeja, el lejano balido de las ovejas, el suspiro de la brisa, la caricia del agua a los guijarros.

S
in embargo, vaciló, se quedó junto al coche en plena calle del pequeño pueblo escocés y dirigió su atención a la casa de piedra que se alzaba enfrente. La fachada era tan simétrica como en los dibujos infantiles y el techo estaba cubierto de pizarra gris. Un minúsculo jardín, la cerca de madera pintada de blanco y el recortado seto de alheña que la separaban de la acera.

El pequeño café estaba atestado oscuro y se notaba su antigüedad. De todos modos la vajilla era bonita, las mesas estaban adornadas con flores frescas y se servia un café aromático y fuerte.

Al otro lado de los árboles se extendía el jardín y después la hierba gruesa bajo los cerezos que, en primavera, quedarían cubiertos por un desmadre de narcisos amarillos.

Edwina se dedicó a preparar mermelada de naranja amarga y no encendió la chimenea de la salita porque cenaban fuera.

Las voces ramoneaban a la sombra de las arboledas y los campos se veían de un amarillo intenso por el maíz maduro.

…y ocupó una pequeña casa de granito en las colinas cubiertas de brezo

Franqueó las puertas, subió entre las cercas pintadas de blanco, atravesó el pequeño puente y la casa apareció ante sus ojos, con los ladrillos rojizos cubiertos de glicinas y el jardín escondido tras las matas de rododendros.

L
os huertos de frutales estaban cargados de delicadas flores rosas y los jardines de las casas se veían pletóricos de forsythias y de perfectos arriates de primulas

Doncs aquest es el petit recull de frases, situacions, descripcions i sensacions, totes elles relacionades amb el paisatge, la natura, la gastronomia i la arquitectura d’unes terres septentrionals...

dijous, 3 de desembre de 2009

Inefable Laporta

Que podíem espera del Joan Laporta amb el inclassificable espectacle que va donar desprès del partit del Barça- Madrid? Tothom ha vist les lamentables imatges d’un Laporta amb signes de portar una bona quantitat d’alcohol al cos, amb la seva ampolla de cava o xampany?, i tot el vestit mullat. Que es pot esperar d’un home que perd els papers en un control rutinari d’un aeroport i es queda amb calçotets? (El primer despropòsit) Quin fullet li va passar pel cap , quant decidir ajuntar-se amb el polític Carretero i entregar-se a la vida mitinera, un dia si i l’altre també? Es conscient que Madrid i la resta d’Espanya, l’estant seguint amb allargavistes?
Be tot això i d’altres situacions que no venen al cas però que tothom coneix, son actituds, -si voleu respectables- però que no son de rebut amb un personatge públic i amb una representació institucional, i més amb lo que representa el Barça, pels catalans i pels barcelonistes d’arreu del mon. Amb la seva vida privada pot fer lo que li doni la gana, però com a president del F.C. Barcelona, te que tenir una conducta impecable. Segurament el seu antecessor en Gaspart també en feia de malifetes, però comparant-les amb les del Laporta eren criaturades.
Malgrat tot lo mes escandalós que se li pot reprovar , es el fet de que hagi aprofitat el càrrec institucional que ostentava per omplir les seves apetències polítiques. L’única esperança que ens queda, es que fins i tot amb això a errat el tret, atansant-se a un partit que molt es podrem equivocar, però de futur no sembla que en tingui massa. Això si serà el Carod Rovira del nou independentisme, d’estil groller no ni faltarà.

El Problema afganès


Sembla incomprensible que mentre en La Contra d’avui 3-XII-2009, (www.lavanguardia.es/lacontra/lacontra.htlm)apareix una entrevista a la activista afganesa Suraya Pakzad, relatant el magnicidi cultural que se esta perpetrant en aquest país, paral•lelament es produeixi la noticia de l’enviament per part dels EE.UU de 30.000 soldats mes a Afganistan, i que el nostre president es comprometi a enviar també mes tropes. La historia es repeteix Aznar fent-se la foto de les Açores, per acontentar a Bush i ara Zapatero fa el mateix amb Obama. Vassallatge pur i dur.
Lo mes lamentable es que es una missió perduda “a priori”, els russos si varen estavellar, i la coalició internacional amb EE.UU. al capdavall fracassarà també. Mentre tant els talibans amb el corrupte Karzid fent de les seves. Per a quant la macromanifestació del NO A LA GUERRA? Quina es la diferència d’Afganistan i Irak?